En muchas ocasiones intentamos poner normas para guiar la conducta de nuestros niños y niñas pero aunque pueda parecer algo sencillo, esto no siempre es fácil. Son muchas las ocasiones en las que no sabemos qué tipo de normas y límites son los más convenientes, no sabemos cómo hacer que los pequeños los comprendan y se comprometan en su cumplimiento.

Debemos poner normas a los niños y niñas

Los niños/as están en un proceso de maduración y crecimiento inmersos por completo en un aprendizaje. Tienen que aprender también que es lo que pueden y lo que no pueden hacer. Las normas son necesarias para el crecimiento y aprendizaje de los pequeños, y ademásfacilitan la convivencia y el funcionamiento familiar.

Debemos poner normas a los niños/as, pero siempre teniendo en cuenta de que serán normas con sentido y no imposiciones absurdas.Las normas hacen que los niños/as sepan que es lo que predecible, sepan cómo tienen que comportarse y qué es lo que se espera de ellos, por lo tanto las normas les aportan seguridad y confianza.

 

Beneficios de las normas en la educación de los niños/as

Siempre y cuando las normas estén bien puestas, tienen importantes beneficios en la educación de los pequeños.

  • Les ayuda a regular su conducta y a controlarla. Entendiendo lo que se puede esperar de ellos en diferentes situaciones.
  • Le proporciona seguridad y confianza, ya que conocen lo que se espera que hagan.
  • Contribuyen a su desarrollo social.
  • Favorece su autoestima y su empatía.

Cómo debemos poner las normas alos niños y niñas

  1. Normas consensuadas. Se trata de establecer las normas en conjunto con la colaboración de los pequeños. Si ellos participan se comprometerán.
  2. Normas establecidas antes de aplicadas. Si aplicas normas que no están establecidas, los niños/as no comprenderán que es lo que hicieron mal.
  3. Normas estables. Las normas deben cumplirse siempre, si se cumplen con unas personas sí y con otras no, los niños/as aprenden que pueden saltárselas. Solo en determinadas situaciones podemos hacer excepciones (como acostarse más tarde el día de una fiesta familiar, pero explicaremos al niño/a el porqué de la excepción.
  4. Normas claras y comprensibles. Algunas normas resultan confusas para ellos y por lo tanto no saben que es lo que se espera.
  5. Normas con sentido. Es importante explicarles el porqué de una norma, si no encuentran el sentido es habitual que se muestren contrarios (por ejemplo tienes que acostarte pronto para no estar cansado, si haces ruido cuando papá o mamá tiene que trabajar, no podrán hacerlo, etc…)
  6. Normas en afirmativo.Las negaciones despiertan el deseo de hacer lo negado, por eso es importante cambiar el no hagas, por una formula positiva. Por ejemplo en lugar de “no puedes jugar a la pelota dentro de casa, puedes jugar a la pelota en la terraza”, en lugar de “no puedes llegar a casa después de las 8, tienes que llegar a casa antes de las 8”.

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga y Pedagoga

@Celia_RodrigRu